El marketing barroco de Samsung en el selfie de Ellen DeGeneres: Eso es transmedia

Selfie_Oscar_DeGeneres_Marketing

El selfie de Ellen de Generes y de su multi-estelar pandilla me recordó algo del  cuadro “Las Meninas” de Velázquez. Los dos artistas se auto-retrataron y a los que estaban con el ellos en su momento creativo, con el uso de recursos diferentes, por supuesto, pero en  ambos los casos hay el exhibicionismo de si mismo en un momento pretendidamente espontáneo, mientras nosotros, la audiencia, disfrutamos de habernos colados en estos instantes particulares y especiales.

Sabemos que no hay nada de espontáneo en un cuadro milimétricamente pensando como lo de Velázquez, ni tampoco en una foto de actores de Hollywood en una gala del Oscar. Las intenciones del primero son debatidas hasta hoy en diversas teorías, pero las de Ellen ya están explicadas por una oportuna idea de “product placement” de Samsung, que no sería exitosa si no fuera 1) La capacidad de DeGeneres en  usar los medios sociales y la construcción de su reputación online; 2) El hecho de que la gala tenía una audiencia de récord de 43 millones de personas; y 3) La inversión de Samsung de US$ 20 millones en patrocinio en el Oscar este año. Una acción transmedia perfecta.

Luego, lo que vemos en el caso del “selfie más retuiteado de todos los tiempos” es un marketing barroco, donde un conjunto de variables  se alinearon en el exacto momento para esta acción que despertó los sentimientos de millones de personas por el grado de excitación causado. Vemos también que, en definitiva, el “content marketing “ de alto impacto no es un juego para muchos: para conquistar visibilidad, el listón está cada vez más alto en un mercado ultracompetitivo como lo de electrónicos .

¿Será la estrategia minimalista, digamos, a la Bauhaus, de Apple, suficientemente fuerte para competir con estos players tan “barrocamente” creativos? En septiembre, con el IPhone 6, lo veremos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *