Cómo se organizaron las manifestaciones callejeras en Brasil: la protesta en acción en las redes sociales

Manifestación São Paulo Brasil

¿En qué momento una #protesta gana las calles?

Soy brasileño, pero no intentaré aquí explicar – por demasiadamente complejo –  el significado de las manifestaciones ocurridas en São Paulo y que tienden a ocupar los espacios mediáticos en los próximos días (hoy fue convocada una nueva manifestación en varias ciudades de Brasil).  Me interesa enfocar en cómo estas manifestaciones se organizaron y dejaron las casas para tomar las calles, y el uso de las redes sociales en este proceso. Para comprender esta dinámica, me apoyaré en el excelente relato/investigación del científico social Fabio Malini, coordinador Laboratorio de Estudios de Imagen y Cibercultura de la Universidad Federal del Espírito Santo, en Brasil.

Estas son algunas de las descubiertas que se destacan de su investigación sobre la manifestación que resultó en conflicto callejero en São Paulo y mis comentarios.

No hubo un hashtag aglutinador: hubo varios

  • Aunque el movimiento estalló por cuenta del aumento de la tarifa de autobús, hay diversos otros temas polémicos en Brasil ahora mismo, tales como la corrupción de integrantes del gobierno, carestía, alta  inversión en los estadios de fútbol para el Mundial de 2014, y baja inversión en prioridades como la sanidad y la educación, la inseguridad, etc. Esta naturaleza difusa de la manifestación hizo con que no se generara un hashtag potente para representar todo lo que ocurría.

El rol de Facebook: allí se viralizó el evento de convocatoria de la protesta contra el aumento de la tarifa

  • Facebook es la interafaz que genera una identidad entre anónimos (y, por cierto, con el Anonymous…), alrededor de un tema, en este caso, una protesta. Facebook, en este sentido, funciona también como un puente entre el virtual y el físico. Si bien hecho este puente, la gente deja Facebook y se va a la calle, objetivo principal de un movimiento de protesta.
  • Mucho se dice sobre la ineficacia de Facebook (o de las redes sociales) para el activismo online, pues estos críticos dicen que es muy fácil dar un “me gusta” o escribir algo en el confort del hogar. Creo que esta es una crítica incompleta, que no lleva en consideración que el primero paso de una movilización social es generar temas de discusión apasionada, que es lo que posibilita Facebook. Como observa el profesor Malini, Facebook no es un sitio para “la racionalidad habermasiana”, es “el sitio para la emoción n-1, es decir, una emoción resultante de un efecto de los nodos de la red (n) que cruzan el perfil (1)”.

Efecto en Google: máximos resultados en las métricas de Google Trends

El crecimiento de las búsqueds del keyword “tarifa de ônibus” en los últimos 30 días indica la notoriedad del tema y el efecto de las movilizaciones on/offline.

 

Resultados de Google Trends para "tarifa de ônibus"

Resultados de Google Trends para “tarifa de ônibus”

Twitter: los usuarios de la doble pantalla rescriben el discurso de los medios tradicionales

  • Mientras los conflictos de desarrollaban, los “activistas del sofá” (término de Malini) repercutían en Twitter la cobertura de los portales periodísticos. Una nueva batalla se descortinaba en 140 caracteres para ocupar el espacio de Twitter y lograron su objetivo: las manifestaciones en Brasil llegaron a ser trending topic mundial. No hubo un hashtag prevalente, hubo muchos (#passelivre, #traifazero, #indignaçao, #occupySP, #protestoSP, etc). Fueron las keywords que potenciaran la protesta (tales como “autobús”, “bomba”, etc), ellas crearon el repertorio virtual que narró y reforzó las manifestaciones callejeras. La palabra “tarifa”, por ejemplo, generó entre las 17h y 23:50h más de 17 mil tweets.

La conquista de la calle fue el objetivo final de la movilización online, y, como observó Manuel Castell, que impartía en São Paulo una ponencia el mismo día de los sucesos, una de las características en común entre todas las manifestaciones de este tipo (como las que también ocurren en Turquía) es que se busca manifestar que la ciudad es de los ciudadanos. “Se intenta ultrapasar la lógica de la libertad en Internet para la libertad en el espacio urbano”, dijo Castells.

Las protestas en Brasil están apenas empezando. La Copa de las Confederaciones invita a mucho más. Hoy está convocada una marcha en Sao Paulo y en otras capitales del país. Acompañaré y comentaré los desdoblamientos de esta crisis para los poderes del Estado en Brasil.

Trackbacks & Pings

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *