La incertidumbre y la crisis del volcán


Volcan_islandia Se llama Eyjafjallajokull (significa “glacial de la isla de la montaña”) y sería un ilustre desconocido y una palabra muy difícil de pronunciar, si no fuera por el hecho de que en abril la erupción de este volcán paralizó los vuelos de casi toda Europa durante casi una semana.

 

 

Estoy dando clases sobre Gestión de Riesgo, Crisis y Reputación en la EOI de Madrid, y este es un caso paradigmático dentro de la tipología de riesgos, que pueden ser clasificados como:

 

a) Known known: los riesgos que sabemos que van a ocurrir (y cuando), por eso podemos prevenirlos

b) Known unknown: los riesgos que no sabemos que van a ocurrir, ni cuando, pero tiene una gran probabilidad de ocurrir  

c) Unknown unknown: los riesgos que no tenemos ni idea que van a ocurrir. Pero sí ocurren.

 

Hay un famoso video del ex-secretario de defensa de los EEUU Donald Rumsfeld sobre esta clasificación, pero sobre los últimos tipos de riesgo el experto es el ex –ejecutivo de finanzas y actual profesor de la New York University Nassim Nicholas Taleb.

 

Él bautizó a estos eventos altamente imprevisibles como los riesgos “Black Swan”.  Son eventos con baja probabilidad de ocurrencia, pero alto impacto en su repercusión, como los atentados terroristas y las catástrofes naturales.

 



El problema, según Taleb, es que el pensamiento convencional de la gestión de riesgo pone mucha énfasis en la tarea de predecir el futuro. Él considera eso una tarea inútil, pues sería mejor dar por descontado que, un día, un evento black swan va a ocurrir y simplemente estar preparado para eso, reduciendo, por lo tanto, nuestra vulnerabilidad.

 

Taleb da como ejemplo el nuestro cotidiano: no calculamos la posibilidad de morir en un accidente de tráfico, contratamos un seguro y con eso, disminuimos el impacto del riesgo sobre nuestra familia. Él recomienda que las empresas hagan lo mismo: que enfoquen sus acciones a las consecuencias, preparándose para lo peor (y pone como ejemplo las centrales nucleares).

 

En el caso del volcán y de sus cenizas, como bien ha explicado el profesor Pinuel Raigada en su entrevista a Comocomunicar, ha habido,  a lo mejor, una supervaloración de los modelos matemáticos predictivos de riesgos, aunque sus datos no eran de todo fiables.  En realidad, fue la falta de un plan de prevención y de coordinación de las autoridades en Europa (son 20 espacios aéreos) lo que llevó al continente a la crisis. Un Black Swan hecho de ceniza y magma.

 

Links:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *